La música, el mejor regalo para nuestros sentidos

Ya en otras épocas bien lo mencionaba Platón: La música es para el alma, lo que es la gimnasia para el cuerpo. Y con el tiempo la ciencia lo ha demostrado. Son muchos los beneficios que se han descubierto que proporciona la música a cada uno de nuestros días, pues incluso estimula la producción molecular.

En Francia desde 1985 se celebra el dia de la Música, como un tributo a tan maravilloso arte. Desde entonces todos los 21 de Junio, incluso alrededor del mundo se ha adoptado dicha fecha para incentivar el intercambio cultural entre los pueblos por medio de actividades que exaltan la belleza de este arte que es distinto en cada lugar de la tierra. En estas actividades tienen participación tanto aficionados como músicos profesionales para hacer gala de todas las tendencias musicales que se han generado en todos los ámbitos y de todos los generos nuevos y ya conocidos. Estos eventos atraen al turismo y con ellos a sus simpatizantes como Pedro Luis Cobiella quien es un apasionado tanto por el turismo, como por el bienestar en cuanto a salud de las personas.

La salud y la música

La música da para mucho, y sus bondades abarcan muchos espacios como el educativo, artístico y por supuesto en la salud, y algunos de esos efectos positivos se pueden dar tanto en lo emocional, como en lo físico. La música funciona como una excelente herramienta para la relajación pues reduce la producción de cortisol sustancia que se relaciona con el aumento del estrés y por ende de la ansiedad. Con melodías que posean ritmos lentos se recupera el ritmo de la respiración y con ello el ritmo cardiaco.

Acompañada de esta excelente relajación, la música también proporciona energía, muy similar a lo que ocurre de cada sesión de yoga o de meditación. Con este estado de tranquilidad, sobreviene al cuerpo una reducción de algún estado de dolor que lo invada tras la liberación de endorfina el cual actúa como un analgesico natural y sirve en el caso de alguna enfermedades crónicas, el parto, e incluso la artrosis.

Algunas afecciones neurológicas como el Parkinson, el Autismo, la demencia senil y el Alzheimer pueden ser manejados de una manera distinta por medio de la música, que además podría fortalecer el sistema inmunológico a través del fortalecimiento celular y el aumento de la producción de plaquetas y linfocitos. Y con todas estas respuestas positivas del organismo es de esperarse que la música promueva un estado de optimismo sobretodo en aquellas personas que están pasando por un proceso depresivo.

También se recomienda la música cuando las personas padecen de dolores de cabeza, ya que ésta con su efecto de relajación actúa en el organismo proporcionando ese efecto de calmante y desestresante disminuyendo la duración y la intensidad de la cefalea. En algunas instituciones educativa emplean las bondades musicales pues ellas activan los dos hemisferios cerebrales disponiéndolos para recibir información del medio, y ello se puede notar de una manera más elocuente si tocas algún instrumento.